Financiamos tus proyectos sin intereses

 

Aunque el baño es una de las estancias más importantes de un hogar, muchas veces no tiene los m2 que quisiéramos o necesitamos. ¿Quién no ha pensado en quitar unos metros de otra estancia para dárselos al baño?

¡No pasa nada! En el post de hoy te mostramos cómo sacar partido a un baño pequeño con unos simples consejos:

  • Puertas y ventanas correderas

Las puertas y ventanas correderas son una muy buena solución a tener en cuenta para poder aprovechar al máximo el espacio interior. Puedes colocar una puerta corredera empotrada o, si no quieres realizar obra, optar por una puerta corredera con guía exterior. Otra opción práctica es cambiar el sentido de apertura de la puerta para que se abra hacia fuera.

  • Lavamanos estrecho

Si tu baño es estrecho y dispones de poco espacio central, escoge un lavamanos más estrecho que uno convencional y un mueble largo que aproveche la superficie disponible de pared.

  • Mueble volado

Escoger un mueble bajolavabo volado, no sólo te facilitará la limpieza, sino que resultará más ligero visualmente. Renunciar a estos centímetros de almacenaje, compensa, y mucho, en un baño pequeño. También es aconsejable que el mueble no tenga tiradores, evitando posibles golpes y aligerando el espacio. Opta por muebles con uñero o con sistema de apertura a presión.

  • Espejo grande 

Los espejos son nuestros aliados para ampliar visualmente los espacios, y en el baño no iban a ser menos. Su superficie refleja la luz y el espacio haciendo que parezca más grande de lo que en realidad es.

Opta por un espejo grande y sin marco, que ocupe todo el ancho del mueble o de incluso la pared. Si lo eliges retroiluminado ahorrarás el espacio que ocupan los apliques y conseguirás un efecto muy bonito.

  • Inodoro suspendido

Al igual que con el mueble bajolavabo, instalar un inodoro suspendido te aportará amplitud, ligereza y facilidad de limpieza. Para ello será necesario construir un tabique que podrás aprovechar como estantería integrada.

Otra opción para rascar centímetros es escoger un inodoro compacto, que mide unos 6 cm menos que uno convencional.

  • Ducha en lugar de bañera

Optar por ducha en lugar de bañera no sólo es más sostenible para el medio ambiente, también ocupa menos espacio y es más práctica para personas con movilidad reducida.

Para seguir con la sensación de amplitud, lo ideal es colocar un plato de ducha a nivel del suelo o hacer una ducha de obra empleando el mismo pavimento, creando una continuidad visual espectacular.

Para rematar, escoge una mampara de cristal templado y perfil lo más fino posible, siempre transparente.

  • Colores y materiales luminosos

Utilizar tonos claros y luminosos potencia la luz y amplitud de un baño pequeño o con poca luz natural. Los materiales con brillo multiplicarán la luz que reciben.

Si además utilizas el mismo material para paredes y suelo, tu baño parecerá más grande. Y si te apetece romper con el diseño, pero sin cambiar de color, puedes colocar una pared del mismo tono pero con revestimiento de mosaico.

  • Radiador toallero

El radiador toallero es un ‘must’ para los baños pequeños (y para los no tan pequeños). Ocupa muy poco espacio y calienta tu baño y toallas al mismo tiempo.  ¡Lo agradecerás al salir de la ducha!

Hay modelos de todos los tamaños para adaptarse a tu baño. Además, los toalleros eléctricos se pueden instalar sin necesidad de tener calefacción en toda la casa o hacer obras.

  • Almacenaje vertical

Si no tienes suficiente almacenaje con el mueble bajolavabo, aprovecha el espacio también a lo alto. Puedes colocar columnas suspendidas, estanterías, baldas etc. Tampoco se trata de llenar todo el baño de muebles y objetos, así que selecciona bien lo que va a ir en cada rincón y prescinde de todo aquello que no necesites en tu baño.

Con estos pequeños trucos un baño pequeño puede convertirse en un baño bonito y completo. Por supuesto, planificar una buena distribución será clave para que sea funcional.

Pedir presupuesto

Solicite presupuesto sin compromiso.